domingo, 5 de diciembre de 2010

Consecuencias del uso excesivo de la tecnologia

Contaminacion:
La contaminación ambiental esta muy relacionada con la tecnología moderna. Este problema no es actual viene desde el siglo X1X con la revolución industrial. Como tu recordaras en esta epoca comenzo el ferrocarril, que consumía muchas cantidades de combustibles no renovables y emitía grandes cantidades de monoxido y bioxido de carbono.

También se empezaroan a desarrollar los motores de combustión interna, que emplearon los primeros automoviles, y también los actuales. Estos emiten grandes cantidades de HIDROCARBUROS POLICICLICOS AROMATICOS, como el benceno, que son carcinógenos.
 
Desempleo:
En La Actualidad La automatización, producto del gran desarrollo industrial ocurrido desde la Revolución, ha traído consigo aspectos sociales devastadores así como grandes aportes científicos y económicos.
El desarrollo de la automatización libera al hombre de los trabajos más rutinarios y le permiten dedicar mayor tiempo al ocio. La automatización genera paro ; y el posible mal uso de la informática como parte de la automatización puede convertirse en una amenaza para la libertad del hombre. La falta del desarrollo de nuevas formas de empleo es preocupante. Cada día se esta diseñando una nueva máquina que reemplazará al hombre en una más de sus funciones. Una vez que las máquinas reemplacen todas las funciones del hombre, qué pasará con él.


Problemas de salud:

El desarrollo de gadgets y aparatos tecnológicos cada vez más sofisticados ha traído también una consecuencia inesperada (e incómoda) para los usuarios: dolor. A primera instancia resulta difícil percatarse de los peligros para la salud que representa, por ejemplo, un teléfono celular o una nueva laptop. 

Sin embargo, David M. Friedman, autor de Future Imperfect: Technology And Freedom In An Uncertain World (Un futuro imperfecto: tecnología y libertad en un mundo incierto) hace un llamado de atención respecto al cambio de hábitos que el uso de la tecnología ha generado (no olvidar que el boom de las PC empezó con el Windows 95, no han pasado ni 15 años). 

Aunque la lectura de Friedman abarca nanotecnología, inteligencia artificial y biotecnología, y pone sobre la mesa dilemas sobre la futura convivencia con una computadora que es más inteligente que nosotros o la posibilidad de crear en laboratorios caseros nuevos “virus biológicos de diseño” de la misma manera que ahora los hackers programan virus para computadoras, también abarca otras tecnologías más mundanas, como la adicción a los videojuegos (en China se han presentado numerosos casos de jóvenes que han muerto de cansancio y deshidratación luego de pasar días jugando sin descanso. Incluso algunos locales ofrecen, aparte de renta de PC y juegos en línea, camastros donde los gamers pueden tumbarse).
 
El uso excesivo del Wii es otro de los ejemplos. Pudiera sonar tonto, pero ya se han registrado casos de personas que padecen el llamado “codo de tenista” por practicar tenis virtual. Contrario al tenis tradicional, no hay descanso entre punto y punto. “Los jugadores golpean un número más alto de pelotas, la acción no se detiene, lo que aumenta el riesgo de lesiones”, comenta el doctor Dr. Mark Klion, ortopedista del hospital Monte Sinaí de Nueva York. 

Desde ejercicios para evitar las lesiones del hueso carpiano, al uso inmoderado de celulares (si el trabajo obliga a estar pegado al teléfono, es recomendable usar diadema), hasta recomendaciones básicas como “no manejar mientras se manda un mensaje en el iPhone o la BlackBerry” (de acuerdo con la Human Factors and Ergonomics Society, las distracciones provocadas por el celular causan al año, sólo en EU, 2 mil 600 muertes y 330 mil lesionados). El dolor de espalda es otra de las principales consecuencias de un trabajo cada vez más sedentario; para solucionarlo, es necesario realizar actividades específicas para fortalecer el abdomen y la zona lumbar. 

“La solución a muchos de los males que presenta el uso de la tecnología es el ejercicio —comenta Klion—. Es recomendable acudir a un especialista para que nos ayude a elegir una rutina. Y sobre todo, estar concientes que el dolor no tiene por qué relacionarse con la utilización de gadgets, PC y otros aparatos”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada